CHEFCHAOUEN


La ciudad azul, y así se la llama porque esta totalmente pintada de ese color. Las versiones son varias, unos dicen que es para espantar a los malos espíritus, otros que para espantar a los mosquitos y otra versión que allá en la antigüedad a alguien se le ocurrió pintar de azul las casas para que la ciudad se viera desde lejos resaltando de entre el marrón pardusco de las montañas que la circundan.
Vaya uno a saber cual versión es la correcta pero la verdad es que impresiona caminar por esta ciudad medieval que rebalsa de ese azul fuerte que todo lo tiñe.
Aquí hicimos nuestra primer noche alojándonos en un Riad, y que es un Riad? Bien, son residencias tradicionales marroquíes situadas dentro de la medina o ciudad antigua. Por fuera solo podemos ver una tosca fachada pero una vez atravesado el umbral surge toda una maravillosa construcción perfectamente restaurada y como es habitual en la cultura árabe, la belleza se guarda de puertas para adentro.
La ubicación de nuestro Riad es excepcional en medio de la ciudad antigua y a metros de la plaza Uta al-Hammam rodeada de cafés frente a la alcazaba (antiguo fuerte-guarnición árabe) y una mezquita con una torre de base octogonal.