Saldungaray


Esta es una de las cosas mas raras de la obra de Salamone, el portico del cementerio de Saldungaray. Como se puede apreciar es un circulo enorme con una cruz en cuyo centro asoma la cabeza agónica de un cristo.
El conjunto impresiona y mucho mas debe haber impresionado a los habitantes de este pequeñisimo pueblo cuando en 1938 se encontraron con esta obra.
Dice la leyenda que Salamone tenia afición por el juego y que perdió mucho dinero en la ruleta, de alli que hizo este portico con forma de ruleta en el que de un lado esta la vida, la pasión y del otro lado la muerte.