Día 18 - Buenos Aires


Amaneció lloviendo en Montevideo asi que tuvimos que colocarnos el equipo para lluvia que tiene un efecto secundario indeseable cuando transitas por la ciudad cual es el terrible calor que te acompaña. Ni te cuento cuando estas parado en un semaforo esperando la luz verde. Se empaña el visor del casco; el cuerpo esta en un baño sauna y el semaforo continua alegremente con su luz roja... hasta que por fin tenes paso libre y podes avanzar unos pocos metros hasta el proximo semaforo y otra vez a comenzar.
No falla jamas: Si vas en la ruta y comienza a llover te mojas, entonces paras en una estación de servicios a ponerte el traje de agua sobre el de moto ya húmedo y continuás viaje.
A los pocos kilometros deja de llover y sale el sol y entonces la humedad del traje de moto se condensa y te hierven las bolas por el calor, entonces paras en otra estación de servicios a quitarte el traje de agua y seguir viaje y a los 5 kms se larga a llover nuevamente y todo el proceso recomienza, probalo que es infalible.
Claro que todo se soluciona cuando encontras la ruta que te conduce -como en nuestro caso- desde Montevideo hasta la Colonia del Sacramento (buscala asi en el GPS porque si no no aparece).
La ruta 1 Uruguaya es de muy buena calidad, autovia que permite circular a comodos 120 kms/hora y ahi es cuando el cuerpo toma nuevamente su temperatura y el casco deja de estar empañado.
Almorzamos en un lindo restaurante al aire libre frente a la plaza historica y a la hora convenida nos fuimos a embarcar en el Buquebus que en una hora de navegación nos dejo en Buenos Aires.
Ahi nos separamos con Sergio ya que él se queda en para hacer un service a su moto y yo por mi parte me quedo una noche para visitar a mi hija, yerno y nieta. Mañana sera el ultimo tramo del viaje hasta Mar del Plata.