Día 13 - Ilhabela


Continuamos por la espectacular rodovia Rio-Santos que corre paralela al mar entre la selva, con miles de curvas y paisajes de ensueño hasta que llegamos a Sao Sebastiao, ciudad costera en la cual tomamos la barcaza que nos llevó en pocos minutos a Ilhabela, que como su nombre indica es una isla y además muy bella.
En Brasil a diferencia de Argentina, se permite construir justo sobre el borde del agua motivo por el cual transitamos muchos kilometros por la isla sin ver el mar ya que a su vera estan las construcciones y solo se pueden ver altos paredones.
No obstante ello de vez en cuando aparecen playas publicas de arenas doradas que son sencillamente espectaculares.
Justamente nos alojamos frente a la denominada playa grande y aprovechamos para caminar bajo el fuerte sol de mayo que alcanzo los 25 grados.... ahhhhh Brasillllllllll.........
Ahora estamos alojados en Peruibe, una pequeña ciudad costera ubicada al sur de Sao Paulo.