Día 01 - Mar del Plata - Colón (ER)


Al fin llegó el día previsto para la partida, miré por el espejo retrovisor a ver cuántos éramos y solo vi a Sergio con su BMW adventure, del resto de los inscriptos para el viaje ni noticias.
Entiendo que a veces cuesta romper la inercia de la rutina, a mi también me cuesta arrancar, dejar de lado la comodidad de las pequeñas cosas que nos ligan a nuestra vida diaria y arrojarnos a la aventura, a recorrer rutas nuevas, a vivir situaciones distintas en otros países, otras culturas, pero pareciera ser que una vez que el culo esta sobre el asiento y comienzo a recorrer los primeros kilómetros la cosa cambia, quedan atrás las dudas y los miedos y todo lo que veo por delante son las ansias de recorrer kilómetros del mejor modo que conozco, es decir montado en mi moto.
Capítulo aparte merecen las previsiones agoreras de aquellos que, de buena voluntad y sin ánimo de estropear el viaje, realizan las recomendaciones del caso, por ejemplo: a Brasil?, cuidado con los ladrones en las rutas, se del cuñado del tío del padrino de la novia del vecino del kiosquero de la esquina que le robaron la moto, y también: Brasil? Ufff una vez manejé por esas rutas y dije que nunca jamás en mi vida iba a ir porque los baches y el tránsito y la gente y los que nos pronostican que vamos a terminar bailando en sunga en algún oscuro prostibulo de la selva brasileña ….. y asi siguen los comentarios que escucho estoicamente sin dar mayor crédito pero que de algún modo raspan la ilusión de la aventura.
En realidad es el tercer viaje que voy a hacer en dos años al Brasil pero la primera vez en aventurarme a transitar por la zona de San Pablo y Rio de Janeiro que sin dudas es un infierno de autos y camiones.
De todos modos como el movimiento se demuestra andando es que una vez mas pusimos proa hacia el norte en una fría mañana de un dia sabado de abril, un buen dia para cruzar Buenos Aires ya que el transito estuvo mas calmo que un dia de semana. De todos modos y luego de 750 kms llegamos a la ciudad de Colon en Entre Rios, y aqui estamos alojados en una fria nochecita aguardando la jornada de mañana que sera tan intensa como la de hoy.
Por suerte ningun problema de ningun tipo, asi que todo bien por ahora.