Día 01 - Los Angeles - Palm spring


Ya en Los Angeles nos dirigimos a las oficinas de Eagle Riders y ahi comenzó a caerse la mandibula ante lo que vimos: cientos de motos esperando a sus conductores; unas oficinas llenas de objetos motoqueros (remeras; cascos; chaquetas; botas y etc etc etc). Hoy martes a la misma hora que estábamos realizando el tramiterio previo a la entrega de las motos contamos algo mas de 20 motoqueros que partieron en sus harleys alquiladas, unos brasileros; otros mexicanos; otros latinos de distintos paises; unos franceses y nosotros.
Por fin y bajo el implacable sol veraniego de California nos entregarons nuestras Harley "road king", verde la de Sergio, negra reluciente la mia y sin mas tramite y luego de acomodar todos los bartulos partimos.
Voy adelante con el GPS, Sergio detrás siguiéndome.
Circular por las autopistas de Los Angeles es todo un tema, el transito es muy ordenado pero acertar con la subida correcta a las autopistas se constituye en una tarea muy dificil y de nada sirve el gps ya que marca la ruta pero en el mismo nudo se superponen 3 o 4 autopistas y la pregunta es: a cual de los niveles de autopista me tengo que subir??? y ahi viene la prueba y el error hasta que a las puteadas y rezando a San Cilindrin (el santo motoquero) la pegamos y subimos al nivel correcto.
Claro que esto es facil decirlo pero hay que estar alli luchando con el peso de estos monstruos mecanicos (350 kgs mas combustible y mas bartulos); con los controles que todavia no se muy bien donde están, tampoco se como acelera ni como frena.
Cuando hay que parar en algun semaforo comienza otra historia: con el calor ambiente sumado al calor que largan los 1500 cc del motor los huevos literalmente se hierven y hay que acomodar el culo para aca o para alla tratando de sobrevivir hasta que llega la salvadora luz verde que permite circular y tomar un poco de aire para refrescar la zona en conflicto.
Pero pese a todos los contratiempos y luego de perdernos un par de veces logramos dejar atras a Los Angeles y meternos en carreteras mas pequeñas donde pudimos transitar por caminos de montaña, una delicia llena de curvas y paisajes hermosos.
Por fin y luego de transitar por 220 millas (unos 350 kms) llegamos a Palm Spring donde estamos en este momento con 40° de temperatura y eso que son las 10 de la noche.
Mañana nos esperan 400 kms hasta Kigman, ya en el estado de Arizona, pero eso sera otra historia.