Día 22 - Santiago del Estero - Rosario


A las 9 de la mañana, hora en la que salimos de Santiago del Estero, el termómetro marcaba 30º y tardamos casi una hora en hacer un par de cuadras, tal el despelote del tránsito que se vió agravado por un accidente en una de esas calles centricas, asi que empapados de transpiración y enfundados en nuestros abrigados trajes motoqueros logramos encontrar la salida de la ruta con rumbo hacia Santa Fé, solo que la Provincia de Santiago del Estero es grande, muy grande y el calor es también grande, muy grande.... y los kilómetros tardan en pasar y el paisaje mas que monótono es aburrido, solo se ven cabritos de vez en cuando y también la venta de los productos típicos del lugar, a saber: leña y carbón .... y carbón y leña y alguna artesanía y leña y carbón ... y asi muchos kilometros con mucho sol y mucho calor, pero luego de a poco el paisaje va cambiando y aparecen los campos arados y los cultivos y los tractores sobre la ruta y muchas maquinas agrícolas por allá y por aquí y estamos en Santa Fé y por fin entramos en Rafaela y de allí a Rosario una ruta que imaginé imposible por la cantidad de camiones pero que hicimos sin inconvenientes y por fin llegamos a Rosario y nos alojamos y aqui estamos dispuestos mañana a realizar el último tramo de nuestro viaje hasta Mar del Plata donde faltan mas o menos 700 kms para llegar.-
Y es en esta instancia del viaje cuando recuerdo algunas cosas que antes omití por simple olvido, como ayer por ejemplo cuando en Termas de Rio Hondo nos encontramos con un grupo motoquero que provenía de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, todos con motos BMW, la mayoria el modelo GS, habia una RT como Ursula y también una LT mas grande y pesada, eran todos bolivianos y regresaban a su país luego de un viaje por Argentina, alcance a preguntarle a uno de ellos si la ruta hasta Santa Cruz era toda de asfalto y me dijo "casi toda", habra que investigar bien.-
Haciendo memoria puedo asegurar que en éste viaje encontramos varios motoqueros viajando ya sea por Argentina, Chile, Perú o Bolivia pero casi todos ellos con motos BMW y dentro de ellas casi todos con el modelo GS que esta concebido para todo terreno, no como Ursula que esta hecha mas bien para rutas de asfalto. Llama la atención éste dato pero también he tenido oportunidad de verlo en España e Italia, muchas BMW y sobre todo de ese modelo.- También a esta altura del viaje, ya casi finalizándolo, es cuando todo lo vivido se decanta y se comienza a valorar mas todo lo realizado, cuando los recuerdos se vuelven mas fuertes y puedo ver con mas detalles las fotos tomadas y los lugares transitados.-
Cuando veo que lo que fue el sueño de tantos años se hizo realidad y éste viaje a punto de concluir comienza a ser inolvidable, como una de esas cosas en la vida que resultan invalorables.-
También me doy cuenta ahora que haber podido realizar éste viaje es haber cumplido una tarea pendiente, era algo que tenia que hacer si o si, caso contrario no me lo hubiera perdonado nunca y doy gracias por haberlo podido hacer con Florencia que resulta ser la compañera ideal para éste tipo de aventuras ya que sus ganas y disposición a participar estan siempre a mano y su capacidad de adaptarse a lo que venga -bueno o malo o regular- es infinita.-
Fue muy importante también haber podido llevar adelante ésta página con la invaluable disposición de mi web master para actualizarla y hacerla posible, gracias por eso Eduardo, como siempre decimos: para un gaucho de Lamadrid no hay nada mejor que otro gaucho de Lamadrid !!!!!!!!!!!! Siguiendo en el capítulo de los reconocimientos y agradecimientos, vaya uno muy grande para mis amigos del Rotary Club Puerto Mar del Plata quienes brindaron una mano importantísima y estuvieron junto a Liliana en esos dificiles momentos que tuvo que vivir con su internación.-
Igualmente para todos los amigos que participaron acompañándonos en éste viaje y nos lo hicieron saber a traves de sus mails que fueron muy importantes para nosotros ya que hicieron sentir su compañia sobre todo cuando nos encontrábamos en lugares tan distantes y ajenos a nuestra forma de ser.-
Y por último y no menos importante por ello, el agradecimiento a mi familia que me banca en estos viajes porque saben bien la importancia que tienen para mi forma de vida.-
Mañana a la nochecita si Dios quiere estaremos de vuelta en casa con un importante cansacio físico pero con una sonrisa en el rostro que demostrará el haber realizado una tarea pendiente.